Asia Delhi India

Nueva Delhi, la ciudad del caos.

Hace cinco años que visité la India por primera vez y me enamoré, fue un viaje tan emotivo que aún recuerdo cuando me preguntaba la gente y se me saltaba alguna lagrimilla…no era dificil suponer que algún día volvería a este país tan fascinante! En mi anterior viaje recorrí todo el sur de India y esta vez me hacía ilusión conocer Rajastán, la India más espléndida y majestuosa y empezaremos por Delhi.

He de reconocer que la famosa frase de “India o la amas o la odias” es totalmente cierta, aunque es posible tener ambos sentimientos en un mismo viaje o al menos eso ha sido lo que nos ha pasado a nosotros en este segundo viaje.

Tras muchas horas de vuelo y una escala en Dubai (esta vez volamos con la compañía Emirates), aterrizamos en Nueva Delhi, la capital de la India.

Delhi

Recogemos nuestro equipaje y a la salida nos estaba esperando nuestro guía Ahmed, un simpático indio que nos acompañaría durante todo nuestro recorrido de doce días por el Rajastán. Lo normal es hacer un recorrido circular en coche para ir visitando las ciudades más importantes pero como nosotros no tenemos tantos días hemos comprado un billete de avión para volar directamente hasta Udaipur, así nos quitaremos un montón de kilómetros y empezaremos ahí nuestro recorrido.

– Delhi (1 noche)
– Udaipur (2 noches)
– Jodhpur (1 noche)
– Jaisalmer (2 noches)
– Bikaner (1 noche)
– Pushkar (1 noche)
– Jaipur (2 noches)
– Agra (1 noche)

Nueva Delhi es una ciudad totalmente caótica…bocinas, humo, desorden, cables, tráfico, vacas, suciedad…incluso puede llegar a resultar agobiante y desagradable pasear por sus callejuelas. Sin embargo, merece la pena perderse por sus bazares para conocer de cerca la vida de sus calles y sus costumbres. Sin duda, no os dejará indiferentes!

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Nuestro hotel estaba muy cerquita de Main Bazar, así que dejamos las maletas y aunque no teníamos mucho tiempo pudimos ir a ver algunos de sus monumentos más famosos como el Fuerte Rojo y la tumba de Humayun.

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

El calor que hace en Delhi en verano es sofocante, tantísima humedad hace que resulte agotador visitar la ciudad así que decidimos ir de vuelta al hotel, descansar un rato y buscar algún restaurante donde poder cenar que no estuviera muy lejos del hotel. Os dejo el enlace del hotel, City Star Hotel, económico, limpio y bastante céntrico para pasar una noche.

Delhi

Nos adentramos en las estrechas calles de Main Bazar, al anochecer, en busca de uno de los restaurantes que recomendaban en la Lonely Planet, pero fuimos incapaces de encontrarlo…entre el cansancio, el calor y el caos acabamos cenando en Diamond Restaurant, un restaurante en el que había varias parejas de extranjeros, lo cual nos dio algo más de confianza… Cenamos un plato de noodles, chapati y hummus que era especialidad de la casa. La comida estaba buena aunque las condiciones del restaurante eran muy precarias…aun así, no es raro encontrarse cucharachas o ratas con las condiciones de higiene que hay por allí.

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Delhi

Nada más terminar de cenar nos marchamos directos al hotel, tenía una sensación desagradable, me sentía apabullada e indefensa entre tanto bullicio y tanta suciedad… La verdad es que Delhi impresiona, y mucho… Si os gustan las emociones fuertes no dejéis de visitar esta ciudad.

Y si te ha gustado verlo, imagínate vivirlo! ¿Te gustaría viajar como nosotros? Entra ahora en  My Lovely Travel y organizaremos tu viaje a medida por mucho menos de lo que te imaginas

Quizas tambien te interese

1 Comentario

  • Reply
    Anuska82
    09/08/2015 at 3:54 pm

    no deja indiferente….eso es lo que hace a la India diferente…

  • Deja tu comentario