Alemania Europa Múnich

Viaje Navideño Día 1: Múnich

Por fin llegó el día para coger las maletas y comenzar nuestro viaje navideño!!! Me encanta esta época del año para visitar otras ciudades europeas y disfrutar de su ambiente navideño con sus mercadillos y sus luces.

Hace varios años estuve en Roma y me encantó la ciudad en esas fechas, así que pensando en posibles destinos decidimos que visitar la Alsacia en Navidad sería un viaje muy bonito para esta época del año!!! Nuestras Navidades aquí son bastante tristonas así que este año nos hemos llevado a nuestras mamis con nosotros para que disfrutaran de unas navidades diferentes y la verdad que sólo por verlas sonreír ha merecido la pena!!!

La idea inicial había sido visitar los mercados navideños de Alemania, que son también una maravilla, por eso reservamos los billetes de avión de ida y vuelta desde Múnich con Lufthansa por 88€, pero un amigo alemán nos dijo que las Navidades allí terminan el día 24 de diciembre y quitan todos los mercadillos ese mismo día, así que cambiamos de planes y organizamos una ruta circular que incluyera Múnich, el castillo de Neuschwanstein, el lago Constanza, varios pueblos de la Alsacia (atravesando la Selva Negra hacia Francia), Estrasburgo y Rothenburg ob der Tauber.

Os dejo debajo el mapa con todos los lugares que hemos visitado y la ruta hecha.

Día 1: Salida desde Madrid, llegada a Múnich y visita nocturna por la ciudad.

Día 2: Free Tour por Múnich y comida en Hofbräuhaus.

Día 3: Castillo de Neuschwanstein, visita a Füssen y noche en Mühlhofen (Lago Constanza).

Día 4: Visita a Schiltach (Selva Negra) y llegada a Colmar.

Día 5: Kaysersberg, Riquewihr y Ribeauvillé (Alsacia).

Día 6: Estrasburgo (Alsacia).

Día 7: Colmar (Alsacia).

Día 8: Rothenburg ob der Tauber (Alemania).

Día 9: Regreso Múnich – Madrid

Salimos desde Madrid a las 12:10 del mediodía y a las dos horas y media aterrizamos en Múnich. Nada más aterrizar fuimos a buscar nuestro coche de alquiler, con la compañía Global Drive, quizá poco conocida aquí pero conseguimos un coche bastante amplio para los cuatro por un precio increíble. Los coches de alquiler en Alemania son bastante económicos y merece la pena si se quieren recorrer varias ciudades… Eso sí, no os asustéis si os pasan los coches a más de 200Km/h por el carril de al lado, allí no existe límite de velocidad en las grandes autopistas…aunque con los dos sensores de velocidad que llevábamos en los asientos traseros Jose no pudo emocionarse demasiado…jajaja…nos tocará volver solos…qué remedio!!!

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Alquilamos un apartamento en Múnich con AIRBNB (desde este link tienes 18€ de descuento) por 275€ las dos noches, en una zona residencial muy tranquila y muy bien comunicada, justo al lado pasa el tranvía nº18 que te lleva hasta el centro en menos de 20 minutos. El dueño vive en la casa de al lado y es súper servicial!

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Nada más llegar, dejamos nuestras maletas en el apartamento y cogimos el tranvía hasta el centro para ver la ciudad iluminada de noche. El ayuntamiento iluminado es precioso, la pena es que no llegamos a tiempo para ver los mercadillos navideños porque habían terminado justo ese mismo día y ya los estaban desmontando…aún así disfrutamos mucho del paseo nocturno.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

¿Qué ver en Múnich?

Volvimos al apartamento para cenar y descansar porque a la mañana siguiente habíamos contratado el Free Tour por la ciudad, gracias a mi amiga Majo por la recomendación porque nos encantó la experiencia!!!

Se trata de una visita guiada por la ciudad en español, de tres horas de duración. No es necesario contratar el tour, sólo tienes que acudir al punto de encuentro que pone en la página web y una vez allí se encargan de dividir los grupos con los guías dependiendo del idioma.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Nuestra guía Bertha, una mexicana que lleva 15 años viviendo en Múnich, nos explicó a la perfección todos los rincones de la ciudad y las tradiciones de Baviera. Una vez que finaliza el tour, si te ha gustado, valoras el precio que pagarías y se paga la voluntad.

La verdad es que es una buena manera de conocer bien la ciudad y aprender muuuucha historia!!!

Nos gustó tanto que hubiéramos contratado el tour del castillo de Neuschwanstein con ella pero ya habíamos sacado nuestras entradas por internet…una pena porque Bertha era tan graciosa!!!

Comenzamos el tour a las 10:45 en la Marienplatz, justo al lado de la columna de María. El tour comienza a esa hora porque a las once en punto de la mañana se puede ver en funcionamiento el Glockenspiel, el reloj de la torre que posee 43 campanas y es el cuarto más grande de Europa.

Cada día a las once, se pueden ver dos escenas. En la primera escena aparecen una pareja de novios, el Duque Gillermo V y Renata de Lotaringia, en el día de su boda. A su lado bailan y tocan músicos, bufones, cantantes, trovadores, guerreros y hasta un duelo entre caballeros. En esta escena participan un total de 32 figuras de tamaño natural!

Más abajo, también se reproduce el baile de los toneleros. En esta escena, las figuras bailan desplazándose sobre unos rieles circulares al ritmo de la melodía que sale de las 43 campanas.

El baile de los toneleros, o Schäfflertanz, se celebra cada siete años y es una danza muy especial. Más bien se trata de un ritual en el que los toneleros de Múnich recrean la gran celebración que tuvo lugar en la ciudad cuando terminó la gran peste que asoló a la población entre 1515 y 1517. Felices por el fin de la peste, los muniqueses prometieron repetir el baile mientras la ciudad estuviese libre de esa enfermedad. Y así ha sido hasta hoy. La danza se baila por toda la ciudad y los toneleros invaden las calles en una fiesta muy especial. Pero si no queréis esperar siete años, podéis ver una recreación de ese baile en el reloj del Ayuntamiento Nuevo, en la Marienplatz.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

En el lateral de la plaza, se encuentra el Altes Rathaus o el viejo ayuntamiento, que posee un estilo medieval y hoy en día su torre se ha convertido en un museo de juguetes.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Continuamos nuestro recorrido por la ciudad pero antes os cuento más curiosidades de Múnich…

El nombre de la ciudad, que por cierto se llama Minga en bávaro, procede de la palabra Munichen, que significa “ciudad de los monjes”. Fueron los monjes benedictinos los que fundaron la ciudad y, precisamente por eso, el protagonista del escudo es el dibujo de un monje.

Por aquella época, los monjes debían guardar un ayuno estricto. Para sortearlo comenzaron a fabricar cerveza, a la que consideraban literalmente “pan líquido” porque tenía un alto contenido nutritivo pero no rompía con el ayuno que debían cumplir.

Ese origen religioso perdura aún en los nombres de algunas marcas de cerveza que se producen en Múnich: Paulaner era la cerveza que producía la orden de los Paulinos; Augustiner la de los Agustinos; y Franziskaner la de los Franciscanos.

Después nos dirigimos hacia Frauenkirche, la catedral de Nuestra Señora de Múnich, otro de los edificios más importantes.  Sus dos torres se pueden ver desde todos los sitios, debido a las construcciones tan bajas que hay alrededor. La catedral sufrió importantes daños durante la Segunda Guerra Mundial, el techo fue destruido y una de las torres sufrió grandes destrozos.

Las dos torres tienen una altura de 99 metros. El diseño de las torres terminaría en agujas pero por falta de dinero nunca fueron construidas. En su lugar, durante el Renacimiento, se construyeron dos cúpulas, que nada tienen que ver con el estilo arquitectónico del resto del edificio. pero precisamente por esto se han convertido en un signo distintivo de la ciudad.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Desde allí fuimos a la plaza Joseph Platz, donde nos encontramos con Residenz, el palacio más grande de Alemania que hoy se ha convertido en el museo más importante de toda Europa.

Si continuamos bordeando el palacio hasta Odeonsplatz, junto a un pórtico hay dos leones que tienen los hocicos desgastados porque se cree que da suerte a todo aquel que lo toca. Así que allá que vamos nosotros también…jajaja

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Odeonsplatz fue construida como entrada triunfal de la ciudad y tiene una gran importancia puesto que era el lugar que utilizaba Hitler para dar sus discursos cuando ya había sido creado el partido nazi.

Múnich - Entre nubes de algodón

En la fachada lateral se puede ver aún la marca de la placa que se puso para conmemorar su golpe de estado. Todos los que pasaban por ahí tenían que hacer el saludo nazi, sino eran asesinados en el campo de concentración de Dachau.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

El callejón situado justo antes de llegar a la placa era conocido como el “Callejón del tramposo” y era utilizado por todos aquellos que no compartían los ideales nazis. Cuando los nazis se dieron cuenta, comenzaron a sellar los pasaportes de las personas que atravesaban este callejón, de esta manera todo aquel que tenía dos sellos en su pasaporte era asesinado en el campo de concentración.

Hoy en día en este callejón se puede ver un memorial dorado para conmemorar todas las muertes que allí se produjeron.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Seguimos callejeando y nos encontramos con la cervecería más famosa del mundo, Hofbrauhaus, construida en 1549. Por ella han pasado personajes históricos como Lenin o Hitler y en ella se sucedieron algunos de los hechos históricos más importantes como las bases del partido nazi o la proclamación de la República Soviética de Múnich. Actualmente, la cervecería es un bonito local con una asombrosa decoración en el techo, con su propia orquesta tradicional y con 424 taquillas donde los parroquianos dejan guardadas bajo llave sus jarras de cerveza.

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Sin duda, esta cervecería es una visita obligada en la ciudad, así que nada más terminar el tour nos fuimos a comer allí para reponer fuerzas…salchichas, codillo y muuuucha cerveza!!!!

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Múnich - Entre nubes de algodón

Volvimos al apartamento para descansar y acostarnos prontito porque a la mañana siguiente cogeríamos el coche para visitar el famoso castillo de Neuschwanstein!!!

Pero eso os lo cuento en el próximo post…

Y si te ha gustado verlo, imagínate vivirlo! ¿Te gustaría viajar como nosotros? Entra ahora en  My Lovely Travel y organizaremos tu viaje a medida!!!

Quizas tambien te interese

No hay comentarios todavía, sé el primero!

Deja tu comentario