Asia India Jaisalmer

Jaisalmer, la ciudad dorada del desierto.

Tras casi cinco horas de viaje por carretera por fin llegamos a Jaisalmer. De camino el paisaje es desolador, sin una sombra ni rastro de vida…solo divisamos a lo lejos asentamientos militares ya que la frontera con Pakistán se encuentra a tan sólo unos kilómetros de la ciudad de Jaisalmer.

Nos alojamos en el hotel Tokio Palace, situado a las afueras del fuerte aunque se puede ir caminando sin problema. Las habitaciones son preciosas, parece que estés alojada en un palacio y las vistas desde el restaurante de la azotea hacia el fuerte son espectaculares!!!

IMG_0657

IMG_1037
IMG_1044
IMG_1045
IMG_0566
Esta remota población, encaramada sobre una elevada colina, a las puertas del inmenso desierto del Thar, llegó a convertirse en un oasis de prosperidad, gracias a su estratégica situación a orillas del lago Gadisagar. La ciudad fue construida en el siglo XII por el maharawal Jaisal, del que deriva el nombre de la ciudad (fuerte sobre la colina de Jaisal). también se la conoce como Ciudad Dorada, debido al color de sus murallas y edificios, realizados con la arenisca amarilla de la zona. Durante el antiguo reinado Rajput, la ciudad gozó de una gran importancia comercial, como lugar de paso de las grandes caravanas que se dirigían hacia Afganistán, Persia y otros importantes enclaves de Asia Central.

En el interior del fuerte vivían la realeza y también la mayoría de la población, formada por guerreros, artesanos y mercaderes que poco a poco fueron incrementando sus fortunas y como consecuencia comenzaron a competir entre ellos a la hora de embellecer sus mansiones con ricos trabajos de mampostería en la dorada piedra de sus fachadas. Todas estas magníficas y decoradas mansiones son conocidas como Havelis y la verdad es que son preciosas.

IMG_1047
IMG_0654
IMG_0653

IMG_0651
IMG_1049
IMG_0587
IMG_0648

Nos adentramos por las estrechas callejuelas de la ciudad, llenas de llamativos palacios y havelis, tiendas de souvenirs y sus siete templos Jainistas, laberínticamente comunicados entre sí, que datan del siglo XII al XVI. Están dedicados a Rikhabdevji y a Sambhavanthji, aunque también los hay dedicados a Shiva y Ganesha.

El precio de la entrada es de 200 rupias por persona y para visitar los templos debes descalzarte, y no vale con guardarte las sandalias en la mochila, como te vean no te dejarán entrar, así que os toca dejarlos en “consigna” custodiados por un indio que a la salida, te perseguirá para que le pagues por guardártelos. Eso sí, los templos son una auténtica maravilla.

IMG_1062
IMG_0589
IMG_0592
IMG_1075
IMG_0598
IMG_0602
IMG_0610
IMG_0618
IMG_0623
IMG_0625
IMG_0629

Para los practicantes de la religión jainista todo ser vivo en el universo posee un alma, y por ello es digno de ser respetado. Desde un insecto, a todas las aves, peces, humanos, etc, todos tienen su importancia dentro del universo, y todos son iguales. No consumen carne ni nada que tenga vida, incluídas frutas con semillas ya que tienen vida.

Sus estrechas calles se convierten en un laberinto para nosotros, es inevitable pararse a observar la vida que hay en esta ciudad. La mayoría de las casas dejan las puertas abiertas dejando al descubierto la vida que hay dentro. Seguimos paseando por sus calles y en más de una ocasión nos tenemos que apartar para que pasen las vacas…eso, o te empujan ellas!!! jajaja


IMG_1055
IMG_0581
IMG_0574
IMG_0579
IMG_0572
IMG_0632
IMG_0633
IMG_0640
IMG_0641
IMG_0642
IMG_0645
IMG_1077
IMG_1052
IMG_0646
IMG_1058
IMG_1060
IMG_0647
IMG_0643

Terminamos nuestra visita y hacemos una parada para comer y descansar un poco, esta tarde nos vamos a visitar el Desierto del Thar y a hacer un safari en camello!!! Veremos la puesta de sol desde las dunas y cenaremos en el desierto!!!

Continuará…

Y si te ha gustado verlo, imagínate vivirlo! ¿Te gustaría viajar como nosotros? Entra ahora en  My Lovely Travel y organizaremos tu viaje a medida por mucho menos de lo que te imaginas

Quizas tambien te interese

1 Comentario

  • Reply
    My Messy Place
    20/08/2015 at 9:50 am

    Como te he dicho en IG, sabía que me iba a traer muy buenos recuerdos leer tu entrada y así ha sido 🙂
    Yo estuve hace ya 3 años (snif, snif) y nos alojamos dentro del fuerte en un hotelito que llevaba un señor muy majo y donde estuvimos muy bien. También fuimos al desierto a pasar la noche y tuvimos la suerte de coincidir con "El Festival del Desierto", fue muy emocionante, ver las carreras de camellos, y cómo todo el mundo celebraba en la calle, era el equivalente a nuestra “fiesta del barrio o del pueblo”. Cuando estaba de viaje mantuve un blog para que mi familia pudiera ir leyendo sobre lo que hacíamos ya que estuvimos 3 meses fuera. Aquí tienes la primera parte de mi crónica de Jaisalmer por si quieres echar un vistazo: http://wewalktheworld.blogspot.com.es/2012/02/llegada-jaisalmer-oasis-en-el-desierto.html.

    Espero tus próximas entradas para seguir recordando contigo.

  • Deja tu comentario