Angkor Wat Asia Camboya

Amanecer en Angkor Wat y un día entre templos.

Ya se va notando el cansancio de tantos días de viaje pero hoy nos hemos vuelto a levantar a las 4:30 con la misma ilusión de siempre para ver amanecer en Angkor Wat. Phally nos espera puntual como siempre a las 5:00 en la puerta del hotel. Durante el camino hemos visto muchos tuk tuk con la misma idea, nada que ver con los amaneceres de Bagan.

Y efectivamente, nos ha costado encontrar una buena posición dentro del templo porque, a pesar del madrugón, ya estaba abarrotado de gente. Aún así, hemos tenido suerte y hemos podido disfrutar de un nuevo amanecer espectacular.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon


Banteay Srei

De nuevo nos ponemos en marcha para visitar el primer templo del día: Banteay Srei. De nuevo, el camino nos ha sumergido en la realidad de la vida cotidiana de Camboya y su extrema pobreza, a las orillas de sus rojizas carreteras de tierra.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Es un templo del siglo X, dedicado al dios hindú Shiva. Está a unos 25 km al noreste de los templos principales, se tarda un poco en llegar pero merece la pena verlo, es de los templos mejor conservados y con una decoración preciosa.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Está construido en arenisca rojiza y aunque es mucho más pequeño que los demás, sus bajorrelieves y esculturas están trabajados al detalle, con motivos florales y de deidades hinduistas. A diferencia de la mayoría de los templos, este no fue construido por un rey sino por un brahmán (sacerdote) de ascendencia real que fue el maestro espiritual del rey Jayavarman V.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Nos gustó muchísimo, además al ser tan temprano estábamos totalmente solos.


Templo Mebon Oriental

Después de ver este templo fuimos a visitar el Templo Mebon Oriental.

En este templo podemos encontrar varios prangs (torres) y 5 Prasats (pequeños palacios) algunos con puertas ciegas y dinteles decorados en honor a Shiva. Encontramos en las escalinatas y en el patio leones guardianes del templo y la figura del elefante tan venerada por esta cultura. A pesar de ser un templo de origen hindú este es otro de los templos que alberga alguna figura de Buda donde vienen fieles a adorarlo.

Un templo con una gran terraza situado en un espacio abierto que cambia un poco la perspectiva al ser la gran mayoría templos rodeados de vegetación en zonas mucho más cubiertas. Este templo se alza sobre una porción de tierra que una vez fue una isla en medio de la selva y a la que sólo se podía llegar en barca.

Este es uno de los templos donde más se ha utilizado la piedra arenisca aunque también el ladrillo, laterita y estuco aunque en menor medida.

Sin duda merece la pena visitarlo por su composición y por los detalles que todavía siguen estando en pie bastante bien conservados al estar hechos en piedra.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon


Templo Pre Rup

El Templo Pre Rup es uno de los templos más majestuosos de Angkor, sobre todo por el tamaño que posee. Está algo alejado de los templos más conocidos, como son Angkor Wat o Angkor Thom y por eso no son tantos los turistas que te puedes encontrar aquí.

Se trata de un templo que fue construido a base de ladrillos en el año 960, cuando gobernaba Rajendravarman II.

Está dedicado al dios Sivha y tiene forma de pirámide gracias a las superposición de tres niveles de construcción. El más llamativo es el tercer nivel, el más alto, donde podemos encontrar cinco torres, una destacada y las otras cuatro rodeándola.

Al atardecer las vistas son preciosas, os recomiendo que lo visitéis a esta hora porque es realmente espectacular. Hasta aquí llegan multitud de turistas para ver la puesta de sol.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon


Banteay Kdei

A continuación fuimos a conocer el templo Banteay Kdei.

Banteay Kdei significa “ciudadela de las celdas” y es un monasterio budista que fue construido a finales del siglo XII durante el reinado de Jayavarman VII, el mismo que ordenó construir Angkor Thom.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Este es uno de los pocos monumentos de Angkor que presenta dos estilos arquitectónicos distintos, el estilo de Angkor Wat y el estilo del Bayon. Además, otra de las virtudes que posee este templo es que se conserva tal y como fue concebido, porque nunca se han realizado en él labores de restauración, lo único que se ha hecho han sido trabajos para limpiar la vegetación.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Una de las cosas que más nos ha gustado de este templo son los relieves que posee, ya que aparecen numerosas ninfas en diferentes posturas que se encuentran en un estado de conservación excelente.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Los alrededores, son una auténtica maravilla, hay árboles inmensos por todas partes. Cuando estás en estos lugares te olvidas completamente de todo, es como si llegaras a un mundo completamente diferente y desconocido, es realmente increíble perderse por estos templos.


Ta Prohm

Atravesamos la Puerta de la Victoria de Angkor Thom y nos dirigimos a Ta Prohm.

Nada más llegar al lugar descubrimos una magia especial, la vegetación es más densa que la de otros templos. La primera impresión fue que el templo estaba intacto con sus ruinas tal como fue descubierto, únicamente se ven signos de reconstrucción en el patio. Una vez que te adentras de lleno en la construcción descubres por qué también se le conoce como el Templo de las Raíces.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Es uno de los más diferentes ya que este templo ha sido devorado literalmente por la selva. Muchos de los muros y torres están rodeados por enormes raíces de gigantescos árboles. Aquí uno se siente pequeño y frágil frente a la grandiosidad y la fuerza de la naturaleza.

Este templo como muchos otros pertenece a la última etapa del imperio Khmer en el siglo XII por lo que es de estilo Bayón. Construido por el inagotable Jayavarman VII que fué el rey jemer que más templos construyó.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Es mucho mejor visitarlo a última hora del día. Nosotros fuimos al mediodía y había poca gente (todos comiendo). Para nosotros fue uno de los templos que más nos impresionó y cautivó. Sin duda, es una visita obligatoria.


Mientras tanto Phally montó su propia cama en forma de hamaca en su tuk tuk, jeje. Tras cada visita, nos esperaba siempre con botellas de agua fría, sonriente y preguntándonos si nos había gustado. Su castellano es bastante fluido y en los “ratos libres” que le dejamos siempre estaba estudiando los verbos, gramática, sinónimos… Si una palabra que habíamos dicho no la conocía, rápidamente la apuntaba en su libro.

Después de un día intenso volvimos al hotel para descansar un poco y darnos otro chapuzón, aquí la humedad es horrorosa!

Por la noche nos acercamos a cenar a “Haven”, un estupendo restaurante implicado con el gran proyecto de enseñar a adolescentes huérfanos a cocinar, servir y trabajar en la hostelería. Está regentado por una pareja suiza encantadora, siempre con la sonrisa puesta y haciendo todo lo posible por que la velada sea inolvidable.

El trato es amable y cordial, los camareros son muy atentos, y la comida es excelente.

De 3 días que estuvimos allí, fuimos varias veces a este restaurante.

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

Angkor Wat, Camboya - Entre nubes de algodon

!A dormir que ha sido un día agotador!

Y si te ha gustado verlo, imagínate vivirlo! ¿Te gustaría viajar como nosotros? Entra ahora en  My Lovely Travel y organizaremos tu viaje a medida por mucho menos de lo que te imaginas!

Quizas tambien te interese

No hay comentarios todavía, sé el primero!

Deja tu comentario