Asia Bali Indonesia Ubud

Ubud, el corazón verde de Bali

Esta mañana no ha sonado el despertador, después de más de dos semanas viajando sin parar, queremos disfrutar de los dos últimos días que nos quedan en el corazón de Bali…sin prisas, sin rumbo fijo, dejándonos perder por las calles de Ubud y aprovechando para descansar en la piscina del hotel. Son muchos los kilómetros por carretera que llevamos recorridos y ya van pesando…así que estos dos días nos van a servir para coger energía antes de volar de nuevo a Borneo.

Ayer por la noche, después de ver el atardecer en el Tanah Lot (ver post aquí), nuestro guía nos trajo al Hotel Pertiwi Bisma, donde pasaremos las dos últimas noches en Ubud. El hotel es impresionante, rodeado de vegetación, con dos piscinas espectaculares y donde se respira paz y tranquilidad en cada rincón. Después de ver las fotos entenderéis porqué no queríamos salir del hotel…jajaja

Lo primero que hacemos es desayunar en el buffet del hotel: huevos recién hechos, pancakes con miel y frutas tropicales…con lo que me gustan!!!

Ubud

Nada más terminar nos vamos derechos a la piscina, aprovechando que hace un día estupendo y así podemos tomar un poquito el sol…yo no paro de alucinar con este lugar!!! Me quedaría aquí todo el día pero ya va llegando la hora de comer y nos apetece salir al centro para conocer otros sitios por el día, hasta ahora sólo hemos visto Ubud de noche y nos apetece saborear el ajetreo de sus calles y sus tiendas…

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Hoy probamos a comer en Cafe Lotus, otro de los restaurantes más populares de Ubud y no es de extrañar…comimos en una mesa junto a un estanque lleno de flores de loto y al fondo un templo precioso donde suelen hacer espectáculos por la noche. Pedimos el Sándwich Lotus Club y Nasi Goreng por 151.000 rupias (unos 10€ aproximadamente). Estaba todo riquísimo y el servicio es rapidísimo! El sitio es realmente espectacular!!!

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Después de comer aprovechamos para dar una vuelta por las tiendas que hay en la calle principal y comprar algunas cositas. Me hubiera traído medio Ubud en la maleta…sobre todo cosas de decoración para casa pero es imposible…las figuras son muy grandes y muy caras, así que tendré que volver con la maleta vacía!!! jajaja
Ubud

Ubud

Después del paseo volvemos al hotel, el paseo se hace muy agradable contemplando los rayos de sol sobre los arrozales, y llegamos a tiempo para darnos otro baño en la pisci antes de arreglarnos para salir a cenar.

Ubud

Ubud

Ubud

Ubud

Aprovechamos el servicio gratuito de transfer que tenía el hotel para llevarte hasta el centro en coche y nos bajamos en el cruce de las dos calles principales de Ubud. Esta vez nos dejamos llevar por el ambiente que hay y entramos a cenar en el Restaurante Casa Luna. Justo esa noche había un concierto de Jazz en el restaurante y como a Jose le gusta tanto decidimos entrar allí. Cenamos de maravilla, muy bien ambientado, un sitio romántico y encima con música en directo!!! Cenamos rollitos para compartir, un plato típico del restaurante y dos batidos: uno de sandía y vainilla y otro de dragon fruit, todo por 210.000 rupias (15 €).

Ubud

A la mañana siguiente nos levantamos temprano porque queríamos visitar el famoso mercado de Ubud. Desde las seis de la mañana hasta las nueve de la mañana se pueden encontrar todo tipo de frutas y verduras, y a partir de las nueve se convierte en un mercado básicamente turístico, donde se pueden encontrar figuras de artesanía, telas y cosas típicas a precios bastante asequibles…eso sí, hay que regatear muchísimo si se quieren conseguir buenos precios. Yo la verdad es que nunca encuentro nada que me guste en estos mercados, y prefiero, si compro algo, comprarlo en las tiendas de artesanos que hay por el pueblo. La mayoría de las cosas que encuentras por aquí son souvenirs de baja calidad importadas de otros países asiáticos.

Ubud

Ubud

Ubud

A media mañana volvimos a nuestro restaurante favorito, Cafe Wayan. Allí solía ir Elisabeth Gilbert, la escritora del libro “Come, reza, ama” durante su estancia en Ubud y no me extraña porque el lugar es increíble. Queríamos despedirnos de su riquísima comida así que pedimos Nasi Goreng y Chicken Satay otra vez…me acuerdo y se me hace la boca agua!!! Nos costó la comida 151.000 rupias (10€). Nada más comer regresamos al hotel para descansar y darnos otro chapuzón en la pisci.

 Cafe Wayan Ubud
Cafe Wayan Ubud
Cafe Wayan Ubud

Nos arreglamos para cenar, es nuestra última noche en Ubud y esta vez hemos reservado sitio en el restaurante Cafe des Artistes, situado justo en la misma calle de nuestro hotel. El dueño es un belga enamorado de Bali que se quedó en la isla y montó su propio restaurante…una delicia!!!
Cenamos uno de sus platos típicos…Cordón Bleu, Tuna Rolls y dos cervezas por 248.000 rupias (17,50€) en total.

Cafe Des Artistes Ubud

Cafe Des Artistes Ubud

Cafe des Aristes Ubud

Cafe Des Artistes Ubud

Cafe Des Artistes Ubud

A la mañana siguiente volaríamos hacia Borneo pero los días que habíamos pasado en el corazón de la isla de Bali habían sido increíbles!!! La cultura, sus tradiciones, la amabilidad y la sonrisa de los balineses no se me olvidará jamás.

La cultura balinesa es una de las más metódicas del mundo tanto a nivel social como religioso, es como una colmena donde cada miembro adopta una posición y practica una serie de ceremonias. Los clanes funcionan en base a la colaboración de todos sus miembros. Cada pueblo o aldea en Bali tiene un “banjar”, que es una organización de ciudadanos para administrar las decisiones políticas, económicas y religiosas del pueblo, siempre de forma consensuada.

Aquí la vida es un ciclo constante de ofrendas. Algunas ceremonias se practican cinco veces al día, otras una vez al mes…etc. Las ofrendas típicas diarias suelen ser trocitos de hojas de palmera con un poco de arroz (la comida del día)…y se ofrece como agradecimiento a su dios por la comida que tienen para alimentarse. Estas ofrendas se colocan en diferentes lugares de la casa, en los templos de cada casa, en la calle delante de sus tiendas…y todos ellos con diferentes intenciones (para tener suerte, para evitar peligro, para que les vaya bien su negocio).

Hay 13 “ritos de paso” para cada balinés, todos marcados en su calendario, y que requieren una celebración por lo alto. estas ceremonias se practican para evitar los 108 vicios del mundo, incluidos la violencia, el robo, la pereza y la mentira. La violencia no es bienvenida en la organización balinesa. Y desde luego que lo cumplen, porque en la isla no se conoce nada de esto!!!

Hay ceremonias para celebrar el nacimiento, donde exactamente después del primer mes y siete días se celebra una ceremonia en la que le dan un colgante al niño con un trocito de placenta que llevará colgado durante al menos dos años. Nada más nacer, se entierra el cordón umbilical en una urna al lado de la puerta de la casa del marido, ya que tras el matrimonio, la mujer se va a vivir a casa del marido. Cuando los niños tienen un año y medio se les rapa la cabeza (antes de ese momento no se les puede cortar el pelo, pues la cabeza es algo sagrado en los niños), y cuando llegan a la mayoría de edad con 17 años se liman los colmillos, para evitar reencarnarse en un animal (según su religión hinduísta creen en la reencarnación).

La ceremonia funeraria es la más importante ya que la transición que implica el paso de la muerte a la reencarnación es la más misteriosa de todas las ceremonias. Esta ceremonia se acompaña de grandes ofrendas, danzas y música. Para afrontar los momentos difíciles, los balineses se refugian en una gran sonrisa.

Sin duda, Bali es un lugar fascinante y del que nos llevamos un gran recuerdo en la maleta!!!

Nos vamos a dormir prontito que mañana volamos a Borneo donde viviremos otra gran aventura con los orangutanes!!!

¡Hasta pronto!

Y si te ha gustado verlo, imagínate vivirlo! ¿Te gustaría viajar como nosotros? Entra ahora en  My Lovely Travel y organizaremos tu viaje a medida por mucho menos de lo que te imaginas

Quizas tambien te interese

No hay comentarios todavía, sé el primero!

Deja tu comentario